Ramos Mejía y Ayacucho - Por Luis Odescalchi.

    Author: Tito Naddeo Genre: »
    Rating

    Ramos Mejía y Chacabuco.

    Por Luis Odescalchi.

                Presentamos hoy otra obra del polifacético artista maipuense Luis Odescalchi, esta vez es una de sus poesías dedicada a un lugar muy caro a sus sentimientos, una esquina maipuense desde donde él visualiza lo que narra en ella.

                Ramos Mejía y Chacabuco, desde allí, el autor nos describe el paisaje que aparece ante sus ojos con innegable nostalgia, así transcurren estampas donde se suceden instalaciones añejas del Ferrocarril que despiertan recuerdos de su niñez, unidos a él. Las vías del Ferrocarril, precisamente en ese tramo, ligado antaño, en épocas de inundaciones al traslado de los muertos por ese terraplén,  hacia el cementerio.

                Todo ello enlazado por su particular manera de contarnos esas historias maipuenses, en forma de poesías, que tanto bien le hacen a la tradición de nuestra ciudad.

    Viejo embarcadero ubicado sobre calle Ramos Mejía esquina Ayacucho, hoy en desuso.
    A quién el escritor dedica esta poesía. 
























    Las gotas de rocío
    dormitan en la punta de los pastos
    esperando al sol
    que las despierte,
    y las eleve a nubes de colores.
     Tramo de vías y durmientes de quebracho,
    regado de lágrimas
    de deudos, que llevaban a su muerto
    a la última morada,
    en silenciosa de caravana,
    en tiempos de inundaciones
    siguiendo los hierros paralelos
    destino irreversible
    de transportado y transportadores.


    Grupo de palos y largueros,
    silenciosos e inútiles
    por antojo del progreso.
    Actor importante del pasado
    donde llegaban las tropas por arreo,
    para embarcar a matadero.
    Ignorado paisaje con historias de hombres
    sacrificados para hacer el país y el progreso.
    Lo llaman el embarcadero viejo,
    Junto al galpón de cargas  y de máquinas
     simbolizan el próspero pasado.

    Hoy lloran la ignominia y abandono
    como estatuas invisibles,
    que no se aprecian
    por el valor histórico que representaron.
    Sobrevira al tiempo,
    abandonado,
    acariciado fugazmente
    por las patas de los pájaros
    que se posan y no vuelven,
    en ese pedazo de paisaje misterioso
    De Ramos Mejía y Chacabuco.

                                                              

                       Luis Odescalchi  -  Maipú – 31 de Noviembre de 2014.

    Leave a Reply

    Un paseo por el Museo Kakel Huincul

    Canal El Amigo

    Pequeños relatos, cuentos y anécdotas que hacen a nuestra historia lugareña,a lo largo de los últimos años.