Cosas viejas - Por Nieves Garciarena de Ávalos

    Author: Tito Naddeo Genre: »
    Rating

    Cosas viejas.

    Las señoras de mi barrio.

    Por Nieves Garciarena de Ávalos.
    (1978: En el centenario de Maipú).


     estampa maipuense Perdida en el serrallo de sus niñas maduras
    estaba Doña Hilaria, cuidando su jardín.
     

    Mientras ellas cosían y bordaban seguras,
    florecían fragantes, la rosa y el jazmín.
     

    Doña María, de rápido ademán y voz aguda
    rodeada de chiquillos traviesos y vivaces,
    los contenía “a ultranza” con la ayuda
    de bofetón y zapatilla al aire.


    Con movimientos lentos, pausado conversar,
    era criolla de estirpe de Doña Liberata
    dedicada afanosa, con su criada Lucía
    al continuo trajín de la casa.
     

    Pobre Doña Felipa! Adorando la imagen
    de su niña, perdida muy tierna,
    al culto de muñecas y ropajes
    consagró su terrena existencia.


    Airosa y elegante Doña Delia
    cabellos blancos, majestuoso andar,
    recibía en la noche visitas sigilosas

    que con la Fifa y Nora, venían a charlar.
     De los tiempos del cólera, 
    hablaba largamente, 
    ya casi centenaria, pero con lucidez 
    Facunda Balmaceda, llevando tristemente, 
    pequeña y resignada, solitaria vejez.



    Corpulenta y bravía, era Doña Graciana 
    gustaba discutir continuamente 
    entre los setos, con todas sus vecinas 
    con un lenguaje muy poco prudente. 


    Olor de “Buenas Noches” y azucena, 
    un pasillo florido y la cocina 
    Doña Casilda, frente a larga mesa 
    prolijamente plancha ropa fina.



    Doña Carola, muy diligente en todo, 
    pendiente está del rumor de la herrería 
    mientras sus hijos que aún son muy cachorros 
    viven felices sus diarias correrías. 
    La inquieta y bulliciosa Doña Anita 
    no pudo su “italiano” transformar 
    y aunque charlar le gusta enormemente 
    con ella no se puede dialogar.



    Pero entre todas aún no he nombrado 
    a Doña Mariana, querida mamá, 


    Que entronizada está dentro de mi alma 
    para siempre jamás.



    Nieves Garciarena de Ávalos. Maipú: Julio de 1978.

    Leave a Reply

    Un paseo por el Museo Kakel Huincul

    Canal El Amigo

    Pequeños relatos, cuentos y anécdotas que hacen a nuestra historia lugareña,a lo largo de los últimos años.