Nuestra ciudad pueblo - Por Humberto F. Leonelli

    Author: Tito Naddeo Genre: »
    Rating

    A continuación, se transcribe el estudio, profundo y detallado del “Plano Oficial” de Maipú que surge del estudio del mismo y de las planchas de Catastro realizado en la Pcia. De Buenos Aires en el año 1940, plasmado como solo un profesional como el autor del artículo puede hacerlo.
    El Amigo.

    Nuestra ciudad pueblo.

    Por Humberto Leonelli.




                Se me ocurre una definición muy acertada hecha por “El Maipusito”,(*) (sobrenombre con el cual el autor firma sus artículos en un diario local) pues, aunque nuestro pueblo por decreto fue elevado a la categoría de ciudad, debemos ser realistas y si bien ese rumbo llevamos, no somos ni una cosa ni la otra, ¿o somos las dos? ¿Cómo se entiende esto?, simplemente porque dejamos de ser pueblo, pero creo que aún no llegamos a ser ciudad.

                 No hemos podido ascender porque entre otras cosas, nos faltan habitantes debido a la emigración que produce escasez de fuentes de trabajo y agregado a ello, el déficit habitacional.

                 La opinión de la mayoría es que estamos más cerca del pueblo que de la ciudad. De todas maneras, una situación o la otra no nos cambia para nada la vida o la forma de vivir o de convivir y si bien tenemos algunas cosas que nos acercarían al rango de ciudad y que son fundamentales, tales como cultura y educación, salud…?, medios periodísticos y de comunicación, infraestructura de servicios, etc., etc., también tenemos muchas que nos meten en la categoría de pueblo.

                 Al margen de lo expresado al principio de la nota y leyendo “Pago Chico” de Roberto J. Payró, podremos apreciar que aún nos quedan muchas vivencias que son propias de un pueblo y que para nada debemos despreciar, pues a pesar de algunos hechos delictuosos ocurridos en los últimos años, la tranquilidad de nuestro querido Maipú pueblo, aún existe y debemos tratar de mantener sin dejar de crecer.

                 Historiando sobre los orígenes de nuestra amada ciudad pueblo, tal como lo describe el Sr. Alfredo Pedrós en su nota sobre Monsalvo, publicada en El Amigo Nº 35 de Agosto último, el Juez Enrique Sundblad, ya en el año 1866 tenía reservado tierras fiscales para la creación del pueblo, no obstante el Sr. Francisco Madero, hace el ofrecimiento de sus tierras para tal fin, lo que es aceptado y es así que doce años después es fundado pueblo y partido con el nombre de Maipú, en homenaje a la batalla del mismo nombre, acción bélica que produjo la independencia de los chilenos.

                 El proyecto se concretó y el 26 de septiembre de 1878 se aprobó para cuyo efecto se debió ejecutar un plano, el que luego se denominó “Plano Oficial” compuesto por cien manzanas cuadradas de 120 varas ó 103,92 mts., en cada uno de sus lados, de las que se destinaron seis (6) para las plazas. Dos para la plaza San Martín y cuatro para las plazas Quintana, Alvarado, Las Heras, y Balcarce; y ochenta y cinco quintas cuadradas de 260 varas o 225,16 mts.

                 En cada uno de sus lados, en ambos casos cercadas por calles de 20 varas o 17,32 mts. De ancho, salvo las avenidas, hoy denominadas San Martín, Ayacucho, La Plata é Hipólito Irigoyen (a ésta avenida cambiaron cuatro veces su nombre; primero se llamó Buenos Aires, después Eduardo Castex, luego Eva Perón, seguido le restituyen el nombre anterior de Castex y por último su actual denominación) que miden 30 varas o 25,98 mts., de ancho y rodean las cien manzanas.

                Las calles que circundan las ochenta y cinco quintas, son de 20 varas de ancho, hoy se denominan: Primera Junta, 5 de abril, Uspallata y Centenario o la de “la tranquera blanca”, como se la llamó por quienes no conocían su nombre.

                También en alguna publicación difundida erróneamente se dijo que su nombre tuvo origen al cumplir Maipú, los cien años y no es así, tal denominación data de muchos años atrás, tal vez desde la fundación del pueblo.

                Las manzanas y quintas fueron las tierras que en un principio destinó Madero para el objetivo propuesto, donando los terrenos para los edificios públicos, iglesia, etc.

                Catorce años después de la fundación del partido y creación del ejido urbano, se amplía el mismo, tomando tierras al Vecino, hoy partido de Gral. Guido, las que fueron divididas en chacras, como las que se ubicaron en la zona del Tiro Federal, cuyas tierras pertenecían a nuestro partido.

                 Las chacras de menor superficie, en su origen estaban compuestas por cuatro quintas y median en cada uno de sus lados 540 varas o 467,64 mts y las de mayor superficie, eran integradas por cuatro de las chacras menores y median en cada uno de sus lados 1100 varas o 952,60 mts.

                  El espacio de tierra que se destinó a la creación del pueblo y su urbanización, incluyendo la superficie tomada al Vecino, fue de 2.148 Hs. 26 As. 38 Cs.. Según cálculo aproximado, distribuido así:

    155 Hs. 51 As. 08 Cs. 70 dm2, a las manzanas (I-A)
    509 Hs. 01 As. 01 Cs. 40 dm2 a las quintas (I-B)
    536 Hs.72 As. 85 Cs. 10 dm2 a las chacras menores (I-C)
    710 Hs. 58 As. 83 Cs. A las chacras mayores (II-A)
    236 Hs. 41 As. 61 Cs. 20 dm2. A las chacras, zona Tiro Federal (II-B)

                  Las superficies se han calculado en base al “Plano Oficial” y son aproximadas, pues luego aparecieron sobrantes que amplían el plano original.  
    I-A, I-B, I-C, II-A, y II-B, corresponde a la nomenclatura catastral (circunscripción y Sección, respectivamente) que en el año 1940 le asignó Catastro.

                  Producido a grandes rasgos, el informe sobre la conformación del “Plano Oficial”, origen de la urbanización de nuestro pueblo, pasaré a ampliar detalles sobre lo urbano. Hay un número importante de quintas y chacras, que han sido subdivididas, convertidas en manzanas, habiendo zonas que hoy se hallan muy pobladas, lo que demuestra de alguna manera el crecimiento de nuestra población, en los primeros años.

                  En su origen la manzana estaba compuesta por dieciséis solares, doce de veinte varas de frente por cuarenta varas de fondo y cuatro solares de veinte varas de fondo.

                  Sin ochavas en las esquinas y los frentes con orientación a medio rumbo. Para la designación de las manzanas en el “Plano Oficial” se utilizaron letras, mayúscula, doble mayúscula, minúscula y doble minúscula respectivamente, en el orden abecedario.

                  Los solares, las quintas y las chacras fueron numerados. En la medida que fue creciendo la población, los solares se subdividieron, las quintas se convirtieron en manzanas y algunas fueron loteadas, generalmente con veintiocho o treinta y dos lotes cada una. Hoy las medidas mínimas establecidas por la ley 8912, son de doce mts de frente y trescientos m2 de superficie, según la zona y la infraestructura de servicios.

                 Año 1940, Catastro hace mensura y relevamiento general en el pueblo y en el Partido, asignando una nueva nómina a cada bien, mediante numeración y en algunos casos modificando las medidas que pudieron surgir de la mensura. Cuando aparecieron diferencias importantes ocasionadas por errores en la mensura d origen, se ubicaron en sobrantes que luego por plano y escritura pública, se adjudicaron a los linderos.

                  A mediados de la década de 1940, el gobierno provincial promueve y aplica una ley en la que: toda modificación que se realice en los terrenos esquinas, deberán ceder en el plano de mensura, un espacio destinado a la ochava, triángulo rectángulo que tendrá 3,00 mts.


                 

                  En cada uno de sus catetos y 4,24 mts. en la hipotenusa, haciendo una superficie de 4,50 m2., igualmente en los edificios existentes a esa fecha con ochavas de menor medida, al producir una reforma deberán llevar la hipotenusa a 4,24mts., aunque no haya plano de mensura y siempre que la modificación incluya demolición t se produzca en la esquina.

                  Esta legislación será cumplida rigurosamente por el profesional actuante, pues en su defecto el plano no saldrá aprobado.

                  En nuestro pueblo existen muchos edificios de antigua data, con ochavas de menor medida.

                 El objetivo de la ley responde al incremento vehicular producido en las zonas pobladas ya en aquella época, especialmente de automóviles, por lo que era necesaria una mejor visibilidad del tráfico en las esquinas…? El signo de pregunta responde a lo que ocurre en nuestra ciudad pueblo con respecto al espíritu de la legislación, cuyo objetivo aparentemente no es conocido por los que estacionan en zonas vedadas, a la vez que quienes deben informarle no lo hacen, lo que incrementa el riesgo de accidente dificultando la visibilidad al que circula.

                 Para terminar con este comentario a continuación agrego plano de la manzana de origen con la nomenclatura de los 16 solares del Plano Oficial y la posterior asignada por Catastro, además croquis del correcto estacionamiento vehicular, próximo a las esquinas.

                                                                                                    Humberto F. Leonelli - Maipú.

    (*): El autor aquí se refiere al ya desaparecido Sr. Alejandro Galletti, quien se dedicó al periodismo en nuestro medio, firmando sus artículos con el seudónimo "Maipusito."


    Leave a Reply

    Un paseo por el Museo Kakel Huincul

    Canal El Amigo

    Pequeños relatos, cuentos y anécdotas que hacen a nuestra historia lugareña,a lo largo de los últimos años.