Club de Pesca de Maipú - Por Juan R. Naddeo

    Author: Tito Naddeo Genre: »
    Rating

      CLUB DE PESCA


    Recopilación e investigación  Tito Naddeo.
    Club de pesca maipuense en Gral. Lavalle, a quién se hace mención en esta historia.

                Un grupo de amigos, aficionados a la pesca en Maipú, los señores Ricardo Pettinari, Humberto R. Prario, Carlos O. Segade, Nicolás Scarzella, Raúl Etchelet, Nicolás Dattolo, Jorge Theiller y Juan Bordalecu, se reunieron en una cena de camaradería en el Restaurant “Su Casa” el día 16 de enero de 1965, con el fin de coordinar ideas para la formación de un Club de Pesca de esta ciudad.   

                En el transcurso de la misma y dado el entusiasmo reinante entre los concurrentes se decidió convocar a una reunión a todos los simpatizantes de este deporte para el día 21 del mes en curso en la secretaría de la Sociedad Italiana cedida gentilmente para tal fin a los efectos de dejar constituida definitivamente la Comisión Directiva que regiría los destinos de la nueva institución a formar.   La invitación de esta Asamblea se efectuaría como único medio de difusión por intermedio del diario “La Voz” y la publicidad “Capitol”.  Firmado: Ricardo Pettinari, Humberto R. Prario, Carlos Segade, Nicolás Scarzella, Raúl Etchelet, Nicolás Dattolo, Jorge Theiller y Juan Bordalecu.
                 
                Y así con este fiel testimonio del acta de fundación de nuestro querido Club que a manera de prólogo y en homenaje a ese grupo de amigos que inspiraron su formación, se encabeza esta breve reseña de la vida institucional del mismo que hoy con legítimo orgullo tiene vigencia.

            En un marco de paz, compañerismo y amistad se inició en Maipú el Club de pesca sumándose al grupo de instituciones que forman en su conjunto la actividad social, cultural y deportiva de ésta.   Este segundo acontecimiento tuvo lugar la noche del 21 de enero de 1965 en ocasión de celebrarse en tal fecha la reunión de la constitución, que congregó a una numerosa y bulliciosa cantidad de aficionados amantes de la pesca deportiva.   

               Reinaba en ese día un ambiente de cálido entusiasmo y no fue difícil, después de dejar sentada las razones explicadas por algunos oradores, nombrar la primera Comisión Directiva que daría vida, delineamiento y forma al seguimiento de la nueva institución, cuyos miembros fueron elegidos por voto secreto resultando electo: Presidente el señor Germán Olivera integrando el resto de la comisión los señores Humberto Prario, Ricardo A. Pettinari, Raúl Etchelet, Nicolás Dattolo, Roberto Varela, Julio Giacosa, Oscar Corbalán, Nicolás Scarzella, Carlos Segade, Jorge Theiller, Manuel Ferrara, Carlos A. Di Gerardi, Juan Lamarque, Juan Bordalecu y Juan Vidal.

                  Muchas fueron las iniciativas de esta Comisión, pero tuvo especial preponderancia la idea de levantar una sede para comodidad de sus asociados y se pensó que lo ideal para ese fin era la zona de General Lavalle por la abundancia de peces que hay en sus costas y en la Ría Ajó, gran pescadero de corvina y otras especies que reciben las aguas del canal dos.   Para ello fue meritoria la actitud del señor J. Eduardo Macchi destacado comerciante de nuestra ciudad, quien accedió favorablemente a la petición formulada por la Comisión designada, facilitando una fracción de terreno de su campo levantándose sobre la vera de dicho canal lo que es hoy la sede del Club.

                     El Club en su breve existencia, trece años, ha tenido que sortear grandes dificultades de toda índole y muchas fueron las Comisiones Directivas que se sucedieron pero todas inspiradas en un solo anhelo, bregar siempre en procura del progreso y engrandecimiento del mismo, reflejada hoy para solaz de sus asociados brindándole un Camping recreo que cuenta con dormitorio para damas con doce camas, dormitorio para caballeros con veinte camas, salón comedor donde se hallan instaladas dos cocinas a gas, parrilla, una heladera a gas, mobiliario y vajilla respectiva, un aparato de televisión, baños para damas y caballeros con artefactos sanitarios, hall cubierto, cocina y pieza para uso de la casera.   

                Un grupo electrógeno para el alumbrado eléctrico, murallón de contención de ochenta metros de largo por tres de alto construido con material vibrado y cemento, dos aljibes uno de 25.000 litros y otro de 10.000 litros.  Muelle que se interna doce metros dentro del canal de hierro y madera dura y rampa de material para embarcadero con instrumento mecánico.

               No fue tarea fácil ejecutar esta obras a través de las distintas comisiones y con la espontánea colaboración de asociados que debiendo cubrir la distancia de 120 kilómetros en su mayoría de tierra que separan nuestra ciudad de la sede, lograron concretar en realidad lo que hoy está a la vista.

          Como ejemplo destacable debemos enumerar el hecho de que la Comisión Directiva observaba con una seria preocupación, que la acción devastadora de las mareas carcomían las barrancas del canal cuya vera se levanta la sede como queda dicho, corriendo el riesgo de desmoronamiento, escollo éste que fue salvado gracias a la colaboración personal  entre otros señores, Arnaldo D’Amore, Luis Martino, Mario Uhaldegaray, Juan Lamarque, Enrique Villarreal, Nicolás Dattolo, Narciso Villarreal, Juan Vidal, Osvaldo Rech, Fortunato Moyano, Carlos Alvarez, quienes construyeron el murallón antes mencionado, con columnas de cemento separadas a un metro unas de otra, cuyo espacio fueron cubiertos con lajas de cemento vibrado.
          Realizado el murallón estas mismas personas construyeron un sólido muelle de hierro y madera dura.

          No menos fácil fue la construcción de la rampa.   Para lograrla, robando horas a sus tareas y costeándola con su propio peculio, un grupo de socios, previa autorización de la comisión directiva se puso a la ejecución del plan.

             Fueron ellos: Benjamín  Yacuzzi, Pedro Luro, Jorge D’Eboli, Mario Uhaldegaray, Néstor Cases, José V. Salegui, Leonidas Acosta, Carlos González y Ricardo Errecalde, quienes fueron homenajeados por su labor con una cena.

             En forma muy especial la Comisión Directiva se ha interesado por la conversión de la laguna Kakel Huincul en un complejo turístico y para ello acompañando al señor Intendente Municipal en entrevista mantenida con autoridades provincial, como Ministro de Obras Públicas, Director de Hidráulica, Director de Turismo y Asesor Legal de la Gobernación, con un anhelo y una esperanza, la que significaría para Maipú un porvenir venturoso.  Con ello traería aparejado el progreso de todas las instituciones.   

          Consciente de la responsabilidad que ello implica se procedió a legalizar la parte administrativa del Club gestionándose por intermedio del señor Reynaldo H. Herrera la personería Jurídica la que se obtuvo mediante Resolución Nº 340 de fecha 15 de junio de 1971 del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y la inscripción en el Registro de Entidades de bien Público bajo el Nº 3420.

              Sorprende a la actual Comisión Directiva la celebración del Centenario de Maipú y como es habitual, el Club se hará presente en los festejos que dignamente la comunidad se apresta a realizar.

           No se puede hablar del Club de Pesca omitiendo a Maipú pues su comunidad fue quién brindó toda clase de apoyo, tanto material como moral para que la Entidad se desarrollara merced al aporte  de sus asociados, amigos y simpatizantes.

             Por eso el Club de Pesca a través de su actual CD consiente de su quehacer como Institución que procura elevar cada ves mas la función que le compete a cada uno cree y lo reitera que es hora de reconocer y desarrollar las virtudes y el espíritu solidario de todos sus asociados integrándola desde su fundación la engrandecieron en un apoyo constante y  que hoy ya tiene sus pantalones largos y que es baluarte de unidad de toda la familia amante de la pesca.

             Es hora de pensar y de expresar también un justo reconocimiento a todos aquellos dirigentes que pasaron por sus filas, sacrificando sus horas de descanso para el logro de los fines que motivaron su creación.



    Leave a Reply

    Un paseo por el Museo Kakel Huincul

    Canal El Amigo

    Pequeños relatos, cuentos y anécdotas que hacen a nuestra historia lugareña,a lo largo de los últimos años.